Arrancamos la primera semana del año pisando fuerte. Después de unos días de desconexión y de recargar energía junto a nuestros seres  queridos, volvemos a la carga. Nos hemos propuesto que el 2014 sea uno de esos que no se olvidan, fortaleciéndonos cada día un poquito más y sobre todo, aprendiendo en el camino.

Aptent se enfrenta a su tercer año como empresa especializada en accesibilidad a la comunicación, gestionando asimismo la tercera temporada de nuestro proyecto estrella Teatro Accesible. Contaba Plutarco que a Pitágoras, cuando era preguntado sobre qué era el tiempo, respondía que era el alma de este mundo. Y nosotros la ponemos cada día en luchar por aquello en lo que creemos: derribar las barreras de comunicación.

Dan las campanadas y llega de nuevo enero, con toda la energía de los propósitos de año nuevo y la ilusión de doce meses por delante para llevarlos a buen puerto. Dicen que los tres primeros años son los más complicados pero nosotros somos cabezones, y aún tenemos demasiadas metas por cumplir como para conformarnos a estas alturas. Y más aún cuando entidades como el CERMI o la Asociación Discapacidad Visual de Catalunya nos reconocen con premios a nuestra labor. O cuando deciden incorporarse tres teatros más a la oferta de Teatro Accesible. O cuando nos dan la enhorabuena por nuestro trabajo. Parece que si tanta gente está contenta, algo estaremos haciendo bien. Y todo ello nos da alas no sólo para seguir volando, sino también para fijar nuestro rumbo en un horizonte más lejano.

Sabemos que, al igual que sucede con los recién nacidos, los primeros pasos no suelen ser los mejores. Pero sí los más emocionantes y en los que la voluntad juega un papel fundamental. Por fortuna hemos cometido errores y estamos orgullosos de haberlo hecho, porque de otra forma habría sido imposible aprender tanto en tan poco tiempo. De la misma forma que somos conscientes del tremendo apoyo que recibimos de asociaciones y entidades relacionadas con el ámbito de la discapacidad, sin el cual nuestro camino habría sido mucho más sombrío.

A todas aquellas personas que decidieron confiar en nosotros en algún momento a lo largo de estos tres años, bien solicitándonos nuestras ayudas técnicas, asesoría o bien asistiendo a los eventos que hicimos accesibles, a todas ellas: gracias. Decidimos ser valientes en tiempos difíciles y sin duda el premio es la experiencia.

Empiezan doce meses de cambios, de reinvención y de constante aprendizaje. Queremos ser más apténticos que nunca, sin dejar de ser lo auténticos que hemos sido hasta ahora. Ese es nuestro propósito de año nuevo y nuestro deseo para todos vosotros: seguir creciendo juntos.

Escrito por Beatriz Lerones

Periodista, proyecto de clown y enamorada de la lengua de signos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather