Seguro que habéis escuchado en más de alguna ocasión hablar del “bucle magnético” o de algunas ayudas auditivas para personas con cierto nivel de discapacidad. O personas mayores que no escuchan bien y les cuesta seguir el hilo de la obra de teatro. Hoy os explicamos en qué consisten este tipo de ayudas y sus principales características.

¿QUÉ ES EL BUCLE MAGNÉTICO?

El bucle magnético es un tipo de ayuda auditiva para personas con discapacidad que utilizan prótesis auditivas compatibles como ciertos audífonos e implantes cocleares. Es muy útil para situaciones en las que el ruido ambiente o la distancia con el interlocutor dificultan la comunicación, como sucede en un teatro.

El bucle magnético transforma la señal de audio durante la obra en un campo magnético que se recibe en las prótesis auditivas con posición T (de “Tele-bobina”) . Estos dispositivos tienen una bobina que transforma a su vez el campo magnético en el sonido que finalmente escucha el usuario. Así, el sonido final está aislado de ruido ambiente, es más limpio y perfectamente inteligible para las personas con problemas auditivos.

¿Qué tipos de bucles hay?

Existen varios tipos de bucles magnéticos en el mercado. Los más utilizados son:

  • Bucle de mostrador (indicado para taquillas)

Es un bucle más pequeño con un alcance menor a un metro. Da servicio en una zona muy acotada que suele corresponderse con el espacio entre un interlocutor y otro. Se usan en espacios pequeños como puestos de atención al público. Es el que se instala en la taquilla del teatro.

  • Bucle perimetral (indicado para sala)

Está compuesto por un amplificador de señal conectado a un cable de cobre que rodea o cubre un área determinada. Puede instalarse en el suelo o elevado. Existen variantes actuales que se denominan “de rejilla” o “array” que generan una distribución más uniforme que los tradicionales. Así se evita el conocido “efecto donuts”, la baja cobertura/señal en el centro del área cubierta. La ventaja de este tipo de bucle es que una vez se instala, el usuario puede utilizarlo autónomamente sin necesidad de ningún dispositivo añadido. Por el contrario, su instalación implica un mayor coste de tiempo y dinero, además de que los espectadores que lo necesiten sólo podrán sentarse en la zona que dé cobertura el bucle.

¿QUÉ ES UN SISTEMA DE FM?

Se trata de una solución alternativa al bucle perimetral que trasmite el sonido mediante ondas de radio. Se compone de un transmisor y varios receptores. A diferencia del bucle fijo, el sistema FM permite ofrecer dos servicios de ayuda auditiva: el bucle magnético para personas con implante o audífono con posición T y el sonido de sala amplificado para el resto de personas que no tienen audífonos compatibles o, sencillamente, no tienen audífono pero han perdido audición.

Es una ayuda pequeña y personal, ya que se compone de una “petaca” a la que se le añadirá, en función del servicio deseado, o bien un bucle individual (colocado en el cuello para el servicio de bucle) o bien unos auriculares (para el sonido de sala amplificado).

    

Se trata de un sistema portátil que no requiere de instalación. El usuario recogerá el receptor FM y bien el bucle individual o auriculares nada más entrar al teatro. La principal ventaja de este punto  es que el espectador podrá sentarse en cualquier lugar de la sala.

Este es el sistema que se utiliza en todas las funciones del proyecto Teatro Accesible.

Principales diferencias entre el bucle perimetral y el sistema FM

La principal diferencia entre el bucle magnético perimetral y el sistema de FM , es que el sistema FM sirve de ayuda auditiva para todos los usuarios con discapacidad auditiva y personas mayores, mientras que el bucle perimetral solo sirve de ayuda auditiva a usuarios con prótesis auditivas compatibles con la posición T.

Los sistemas FM son más versátiles ya que pueden utilizarse para otros propósitos como interpretación simultánea u otros servicios de accesibilidad (audiodescripción y audioexplicación). Puede ofrecerse diferentes servicios utilizando varios transmisores en diferentes canales.

Además el sistema FM es fácilmente transportable e incluso puede utilizarse en movimiento. En este sentido, las personas que necesiten estos servicios podrán ubicarse donde deseen en el teatro y no en una zona determinada donde esté ubicado el bucle fijo.

¿Por qué son necesarias las ayudas auditivas?

Debes saber que la accesibilidad es un derecho de las personas con discapacidad, reconocido por los diferentes organismos jurídicos y entidades internacionales como la ONU. En este sentido, comunidades como Cataluña, Galicia o Castilla y León, están actualizando su legislación para implantar medidas y establecer sanciones por infracciones en materia de accesibilidad. Todo ello bajo la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

Tanto el bucle magnético perimetral como los sistemas FM están normalizados en todo el mundo y se trata de una inversión rentable que permite dar servicio desde la primera función.

Pero es que además es una cuestión que nos afecta a todos. Pensemos en nuestros familiares, en nosotros mismos dentro de unos años e imaginemos cómo será nuestro acceso a la vida cultural y social sin estas ayudas. En el mundo hay 360 millones de personas con discapacidad en esta situación y nosotros, en un futuro próximo, probablemente necesitaremos de la accesibilidad para disfrutar plenamente del ocio, la información y la cultura. Empecemos a ponerlo fácil.

Escrito por Beatriz Lerones

Periodista, proyecto de clown y enamorada de la lengua de signos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather